domingo, 12 de octubre de 2014

TARTA DE ZANAHORIA CON CREMA DE NARANJA (CLASSIC CARROT CAKE AND ORANGE FROSTING)



Este verano estuve en Inglaterra, en concreto en la parte sur, en el condado de Devon. Entre las muchas cosas que pude hacer allí, disfruté de lo que allí llaman "garden parties", que son fiestas organizadas en jardines de casas particulares para recaudar fondos para alguna causa benéfica.

Una de estas fiestas era para recaudar fondos para Macmillan, una organización de apoyo a la investigación del cáncer (podéis averiguar más cosas en este link):


Entre rifas, tómbolas, té, tartas y productos artesanos, encontré un libro de segunda mano que no dudé en comprar: The Complete Book of Baking.



Me gustaría hacer todas y cada una de las recetas de este libro, pero ello coincide con que me he puesto a dieta. Así que he tenido que esperar a que una amiga me escribiera un whatsapp y me dijera:

- Voy a celebrar el cumple del peque, dos años ya.
  • Ah, pues voy seguro.
- Genial! Lo vamos a pasar estupendo.
  • Yo te llevo la tarta. Tengo ganas de hacer algo, pero como estoy a dieta... :(
- Muchas gracias. Puedes hacer una de zanahoria?
  • Eso está hecho. Para cuánta gente?
- No lo sé seguro, pero para unas 30 personas, más o menos.
  • 30???? Ok, No problem. Eso está hecho.



Dejé de estar "en línea" y me fue directo a buscar una receta de "carrot cake" en mi maravilloso libro recién traído de las Inglaterras.

La receta que hice finalmente (que es la que incluyo aquí) es básicamente la misma que en el libro solo que le metí unas pequeñas variaciones:

- Nuez moscada (esto fue sugerencia de mi amiga Deniz, gran cocinera, y que ya había hecho anteriormente una tarta de zanahoria para mucha gente con gran éxito de público y crítica).

- Jengibre en polvo (esto es aportación mía). También se le puede echar una mezcla de "all spices" que le va muy bien (probablemente le echara también alguna cucharada y no me acuerdo).

- Cobertura o frosting de queso con naranja. Aquí hice una mezcla de recetas. El frosting que venía en la receta original era muy mantequillorro y no me convencía mucho. Así que en el mismo libro busqué un frosting de naranja de otra tarta y se lo pegué a la mía (copy-paste). Pensé que a esta de zanahoria le podría ir de perlas. Y así fue, a juzgar por las insistentes peticiones de la receta que he recibido.

Las cantidades de aquí son para 10 personas (las que vienen en el libro), aunque como yo tuve que hacer para 30, multipliqué todas las cantidades por tres.


Ingredientes (para 10/12 raciones)

Para la masa:
- Zanahoria rayada (450 grs)
- Harina (175 grs)
- Levadura en polvo (2 cucharadas pequeñas)
- Bicarbonato sódico (1/2 cucharada pequeña)
- Sal (1 cucharada pequeña)
- Canela (2 cucharadas pequeñas)
- Jengibre en polvo (1 cucharada pequeña)
- Nuez moscada (1 cucharada pequeña)
- Huevos (4 uds)
- Extracto de vainilla (2 cucharadas pequeñas)
- Azúcar moreno (165 grs)
- Aceite de girasol (300 ml)
- Nueces (115 grs)
- Uvas pasas (75 grs)

Para la cobertura (frosting):
- Queso crema - tipo Philadelphia  (300 grs)
- Mantequilla (50 grs)
- Zumo de naranja (de 1 naranja)
- Ralladura de naranja (de 1 naranja)
- Azúcar glacé (100 grs)



Elaboración

1. Pelamos y rayamos la zanahoria (hay que tener en cuenta que la cantidad indicada en la receta es de la zanahoria ya pelada).
2. Mezclar la harina, con la levadura, el bicarbonato, la sal y las especias.
3. Batir los huevos. Se añade la vainilla, el azúcar y el aceite de girasol. Se bate bien para que todos los ingredientes queden bien incorporados.
4. Añadimos la mezcla de la harina a los huevos batidos. Mezclamos bien.
5. Incorporamos la zanahoria a la masa, las nueces picadas y las uvas pasas.
6. En un molde previamente enharinado (o cubierto con papel para horno), vertemos la masa.
7. Con el horno previamente pre-calentado a 180 ºC, metemos el molde a hornear durante 45 minutos aproximadamente, hasta comprobar que está hecho.
8. Mientras, podemos ir preparando la cobertura de queso. Para ello, mezclamos en una batidora el queso crema con la mantequilla. Añadimos la rayadura y el zumo de una naranja. Finalmente añadimos el azúcar glacé y batimos hasta que tenga una consistencia suave pero firme.
9. Dejamos enfriar el bizcocho durante 10-15 minutos y desmoldamos.
10. Con mucho cuidado, cortamos horizontalmente el bizcocho por la mitad. Untamos la parte inferior con parte de la crema de queso y naranja.
11. Cubrimos con la mitad superior del bizcocho y extendemos el resto de la crema de queso para adornar la tarta.
12. Guardamos en la nevera hasta el momento de servir.

Espero que disfrutéis de esta magnifica tarta.

Nota: Al hornear el bizcocho de la tarta quizás os puede suceder lo que me pasó a mi. Después de 45 minutos, metí una aguja en el interior del bizcocho para comprobar la cocción y salió seca. Pensé que el bizcocho estaba hecho. Sin embargo, al cortar para rellenar, me dí cuenta que había una parte de la tarta que aún estaba un poco cruda (justo por una parte por donde no había introducido la aguja).

¡Que no cunda el pánico! Si aún está el horno caliente, podéis meter el bizcocho de zanahoria (aunque esté abierto, no pasa nada) y lo termináis de hacer durante 5/10 minutos más.





domingo, 27 de abril de 2014

IDEAS PARA UN PICNIC



Me encanta el picnic por su versatilidad. Admite desde los más sencillo hasta lo más sofisticado:

   - Un bocadillo de jamón en papel albal es un picnic. 

    - Una mesa con vajilla de porcelana de la china y cubertería de plata montada por nuestro mayordomo, con caviar y Moët Chandon, mientras esté en medio del campo, yo creo que se sigue considerando también un picnic, ¿no? 

Lo que es cierto es que entre estos dos extremos existe una multitud de posibilidades.

Por ello, aquí van solo algunas ideas de comida para llevar a un soleado día de campo (extraídas de mi fiesta de cumpleaños, que celebramos a las afueras de Madrid).

Empecemos:

Ensaladas

Llevar algo refrescante es una buena idea para combatir el incipiente calor de la temporada. Es importante transportarlo en una nevera de camping. Aquí os dejo tres sugerencias:

1. Ensalada de pavo, manzana y mezcla de lechugas.
2. Ensalada de pasta con tomate seco y pesto.
3. Ensalada de patata con salmón ahumado y salsa al eneldo.



Empanadas

Son un clásico de las salidas al campo, aquí presentes en su versión empanadilla. Para salirnos del sota, caballo y rey de las empanadillas de atún, aquí van unas ideas de relleno que tuvieron mucho éxito:

1. Empanadillas de queso rulo de cabara con cebolla caramelizada.
2. Empanadillas de queso camembert y pimiento caramelizado.
3. Empanadillas rellenas de verduras asadas.




Sandwiches

Otra fórmula muy socorrida es llevarse unos sandwiches hechos. O llevarse los ingredientes, el pan, y que cada uno se fabrique el suyo a su medida.

En este caso, ya venían preparados de casa:

1. Sandwich integral con jamón serrano, rúcula y tomate.
2. Sandwich de jamón cocido, queso cheddar y mezclum.
3. Sandwich de paté con mermelada de arándanos.



Empanados

Un clásico de la familia Alcántara: los filetes de pollo empanados que se llevan al campo. A día de hoy, siguen teniendo su lugar en el menú picniquero de muchas familias españolas.

Aquí los hemos versionado en:

- Nuggets de pollos rebozados con especias.
- Falafel.

Acompañados de una salsas para mojar (transportadas convenientemente en una nevera):

- Salsa de yogurt y pepino.
- Salsa de pimiento de piquillo.
- Salsa ali-oli.
- Salsa rosa (que en este caso era de bote, para que no todo sea casero, oye).





Postre

Como en este caso era un cumpleaños, no podía faltar la tarta preceptiva. Lo difícil en este caso es transportar la tarta, junto con el resto de cosas, y que no se malogre. Para ello, no hay mejor solución que transportarla dentro del molde. Por eso, la protagonista de la sobremesa fue:

- La tarta de galletas de la abuela.

Fácil de transportar y de comer.


De postre también tuvimos unos magníficos fresones, pero se nos olvidó sacarle una foto para el recuerdo.


Así que disfrutad del buen tiempo. Es el momento de preparar una cesta, una nevera o una mochila y marchar a comer al campo.

Espero que no os pase como a Mr. Bean en este video:


miércoles, 23 de abril de 2014

Libro de recetas para niños que quieren convertirse en un chef

El blog ha estado un poco abandonado estos últimos meses. Bueno, un poco no, un mucho, muchísimo. Apenas he publicado nada y cualquiera diría que me he muerto o me he cansado de esto.

Puede que no me hubieran faltado razones ni para lo uno ni para lo otro. Aunque la realidad es otra. No muy distinta, pero si diferente.

Como hombre que soy, me siento incapaz de hacer varias cosas a la vez y solo puedo centrarme en un único proyecto. Así que en los tiempos libres de los que disponía, en vez de cocinar, hacer fotos y colgar las recetas en esta web, me he dedicado a escribir un libro de recetas.

La idea nació de este blog y de algunos cuentos que escribí aquí. Me puse manos a la obra y el resultado... espero que lo podáis tener en vuestras manos no tardando mucho.

Aviso para lectores y navegantes: no es un recetario al uso, con recetas, fotos y demás. Es un libro de cuentos, es un libro de recetas, es una novela, para niños, para mayores y para quien tenga la ilusión por leerlo. Son recetas básicas y tradicionales, enseñadas para que las cocinen los niños, y los padres con ellos. Y a la vez es literatura y fantasía gastronómica.

No puedo decir mucho más de momento. Espero que la fortuna sea propicia y pueda ver la luz muy pronto. Entonces os podré dar más detalles.

Feliz día del libro a todos.


lunes, 23 de diciembre de 2013

UN TÉ PARA UNA MERIENDA DE NAVIDAD



FELIZ NAVIDAD

Es el mensaje con el que nos recibe Frosty el Muñeco de Nieve, cómodamente ubicado sobre la mesa de la merienda navideña. Aunque está cerca de las velas y junto al radiador, a Frosty no le importa pasar un poquito de calor. Es un Snowman de mentira, de apresurado trazo de tiza, su mundo es una pizarra. No tiene ni frío ni calor. No se va a derretir.

Estáis todos invitados a este té navideño, porque no todo en estas fechas son comidas y cenas. También hay reuniones en torno a una taza de té o a un oloroso café. Una tarde fría de invierno, es la excusa perfecta para sacar las velas, los trastos y montar esta mesa.



Algunas ideas:


-  En las tiendas de té suelen tener diferentes mezclas especiadas idóneas para estas fechas navideñas: té de Navidad, té de Adviento, té de Invierno. Los nombres varían de unos sitios a otros, pero todos contienen esos aromas de almendra, naranja, canela o clavo que los hace tan navideños.


Dulces

- Los invitados traerán algún dulce. En esta ocasión contamos con:

  • Bizcocho de manzana y chocolate
  • Tartaleta "minced pies", unos pastelillos ingleses rellenos de fruta
  • Árbol navideño de galletas glaseadas.


Decoración

- Para darle un toque navideño, utiliza colores asociados a esta época: rojo, verde, dorado, etc.
- Sobre un mantel blanco, puedes utilizar un camino rojo. Para ello, puedes usar algún papel de regalo rojo.
- Ahora que está tan de moda, mezcla vajilla y elementos de varios estilos, colores formas. En esta ocasión hemos mezclado:
  • Tazas de diferentes juegos
  • Velas distintas
  • Servilletas con motivos navideños, cada una especial a su manera.
- Utiliza algún elemento decorativo como:
  • Piñas
  • Pinzas con motivos navideños
  • Estrellas plateadas o doradas esparcidas por el mantel

Ambientación

- No olvides poner una agradable música de fondo que acompañe
- Crea una atmósfera cálida con luces indirectas y no muy fuertes
- Escribe algún mensaje para los invitados, puedes utilizar tarjetas personalizadas o como yo, en esta ocasión, una pizarra estratégicamente situada en la mesa.

Con todo esto esto, si además le añades tu especial encanto personal, de seguro que habrás logrado una mágica tarde de Navidad en torno a una buena taza de té, compartiendo con tus amigos o familiares un momento entrañable.












domingo, 8 de diciembre de 2013

NARANJA AROMÁTICA CON CLAVOS Y CÓMO HACER UNA CESTA NAVIDEÑA PARA DECORAR



Vuelvo a casa por Navidad, como el turrón, pero del duro. Vuelvo a Home Food Madrid por el mes de diciciembre. Tras unos meses de barbecho, el blog se vuelve a cultivar y se siembran nuevas recetas y consejos que esperemos den sus frutos en primavera.

Por fortuna, no me sobra el tiempo en los últimos meses. Pero con calma y con tesón, intentaré dar un pequeño empujón a este blog, que ha estado dormitando una buena temporada. ¿Y qué mejor que la época navideña para regresar?


Mañana de domingo, el sol de diciembre es amable y en la terraza hace un día estupendo para disfrutar de un rato de manualidades. Vamos a hacer una cesta navideña, que puede servir como centro de mesa, contenedor de frutos secos o de mero adorno sin utilidad alguna que la meramente decorativa.

Cesta navideña 

Necesitamos:

- Una cesta de mimbre
- Papel de crespón rojo
- Cintas navideñas
- Algún adorno para decorar: estrellas compradas en el chino, en mi caso.
- Pegamento (yo utilicé el no-más-clavos, que es lo que tenía más a mano).

Los pasos son fáciles:

1. Envolvemos la cesta con el papel de crespón.
2. Atamos el papel con una cinta.
3. Pegamos las estrellas al papel.

Tenemos nuestra cesta lista.



Ahora, falta el toque aromático. El que más me gusta: una naranja con clavos, que inundará la cocina, el salón o cualquier otra estancia, de un elegante aroma navideño. Cuantas más naranjas, mayor la fragancia.

Naranja aromática con clavos

Se necesita:

- 1 naranja
- Clavos de especia

Y más fácil no puede ser:

1. Se toma una naranja.
2. Se pinchan los clavos, hundiéndolos en la piel cítrica de la naranja.

Las naranjas se pueden ir sustituyendo por otras nuevas, mientras duren las fiestas, a medida que vayan perdiendo su aroma y frescor.

Es una idea perfecta para:

- Decorar centros de mesa, p.ej. con piñas
- Cestas de frutos secos
- Adornos navideños con una ramita de muérdago.

Que paséis un feliz mes de Diciembre y espero que disfrutéis de las fechas sin agobios.


miércoles, 6 de marzo de 2013

MOUSSE DE LIMÓN









  

Ingredientes

A partes iguales, depende de la cantidad que queramos preparar.

- 1 vaso de zumo de limón.
- 1 vaso de leche condensada.
- 1 vaso de nata líquida para montar (33 % m.g.).
- Raspadura de un limón.

Modo de preparación

1. Se monta la nata, que ha de estar previamente bien fría.
2. Mezclamos bien el zumo de limón, la raspadura y la leche condesada.
3. Incorporamos la nata montada a la mezcla anterior, con movimientos envolventes.
4. Distribuimos la mezcla en copas.
5. Reservamos en la nevera una mañana o una noche, hasta el momento de servir.

Esta receta se la debo a mi amigo David, que vive en Canarias, que un día que vino a a casa tuvo a bien enseñarme cómo prepara él este rápido postre.





Con esa receta participo en el concurso de "Mi cocina y otras cosas, Recetas con limón, patrocinado por La fruta en casa"

jueves, 21 de febrero de 2013

MERLUZA AL TUPPER







NOTA: He estado un par de meses desconectado de la blogsfera. La última vez que publiqué lo hice antes de Navidad. Por diversas circunstancias, me he tomado un descanso virtual (y lo de virtual es porque en la vida real no he descansado). Muchas gracias a los que os habéis acordado de mi durante este tiempo y habéis notado mi ausencia. Es muy de agradecer darse cuenta que tu blog es seguido con cariño.





Ingredientes para la Merluza al Tupper

- Rodaja de merluza
- 1 Patata grande o 2/3 pequeñas
- 1 Cebolla tierna
- 1 Diente de ajo
- Perejil
- Aceite
- Sal y pimienta negra






Receta

1. Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas.
2. Cortamos la cebolla en juliana.
3. Las patatas, la cebolla, el ajo cortado, junto con el perejil, un chorrito de aceite, sal y pimienta. Lo ponemos todo dentro de un tupper, lo tapamos y en el microondas lo dejamos 5 minutos (potencia máxima).
4. Sacamos y removemos. Volvemos a meter al microondas 3 minutos más. Los tiempos son orientativos, pues dependiendo de la potencia de nuestro aparato las patatas podrán tardar más o menos en cocinarse. Hay que estar pendientes.
5. Una vez cocinadas las patatas, colocamos encima la merluza. Le añadimos un chorrito de aceite y sal. Volvemos a meter el tupper tapado en el microondas 3 ó 4 minutos.
6. Una vez cocinado, podemos guardar para llevarnos el tupper al trabajo, podemos servir en un plato o ¡¡¡¡comerlo directamente del tupper!!!! Así no manchamos cacharros.